lunes, 25 de febrero de 2013

Pollo a la Carbonara


Este fin de semana, el blog cumplió sus primeros 2 meses, y para celebrarlo preparé un rico pollo a la carbonara. Además fue el cumpleaños de mi tía, nos juntamos todos para celebrarlo, y la verdad que lo pasamos estupendo!


Esta receta me llegó a las manos durante un rico aperitiveo al solecito, el fin de semana pasado, cuando, sorprendentemente, hacía calor y estábamos en una terracita. Gracias Carlos, una receta estupenda!!





Ingrediente:

4 pechugas de pollo enteras
4 patatas grandes (o las suficientes para llenar el fondo de la fuente donde vayamos a cocinar)
1 pack de bacon en tiras
1 bandeja de champiñones en láminas
500ml de nata para cocinar
1 cebolla grande
2 manzanas
1 racimo de uvas
 Aceite
Sal
Pimienta
Vino Blanco


Comenzamos!¡!

Pelamos las patatas y las cortamos en redondo, como para hacer patatas panaderas. Las freímos un poquito, y las vamos colocando en el fondo de una fuente, apta para el horno. Las salamos un poquito para que cojan gusto.



Partimos la cebolla en juliana y la colocamos encima de las patatas ya fritas. Añadimos por encima el bacon y los champiñones. Si no los habéis encontrado en láminas, y los tenemos enteros, los cortamos nosotros.


Aunque suelen estar bastante limpios, es aconsejable darles un agüita, por que siempre tienen algo de tierra.

Se los añadimos también a la fuente, y salamos otro poquito y añadimos pimienta molida.

Echamos un chorrito de vino blanco y metemos la fuente al horno, precalentado, a 180º, durante aproximadamente 10 minutos.

Mientras tenemos la fuente en el horno, cortamos las pechugas en dados, y los freímos un poquito, para que se doren por fuera. Lo sacamos junto con el aceite de freirlo y lo reservamos, para posteriormente, añadírselo a la fuente del horno.

Transcurridos los 10 minutos de la fuente en el horno, añaimos la nata y removemos todo bien, teniendo cuidado para no romper las patatas, y seguimos cocinando en el horno otro ratito.

Pelamos las manzanas y las troceamos pequeñas. Se las añadimos a la fuente del horno, junto con el pollo y el racimo de uvas. No hace falta pelar las uvas, al cocinarse la piel se vuelve blandita.

Bajamos la temperatura del horno a 160, y cocinamos durante 1/2 hora más.

Listo para servir!!



* Mery *

2 comentarios:

  1. Qué buen aspecto tiene, se ve delicioso!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta receta luce muy bonita y exquisita,abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...